sábado, 4 de junio de 2011

Miguel Ligero consideraba a Gardel Uruguayo - Argentino

Una “perlita”de Armando Defino - Por Martina Iñiguez

Tomado del libro
“CARLOS GARDEL, LA VERDAD DE UNA VIDA”
de Armando Defino.Apéndice LÁMINAS




1931, París. Dedicatoria del gran cantor hispano Miguel Ligero a Gardel

"A Carlos Gardel
¡Al fenómeno de los fenómenos!
Al Belmonte de la canción:
¡¡Viva la Argentina y el Uruguay!Un abrazo Miguel Ligero
París 7-1-1931 "

Miguel Ligero era tan “ligero”, que se avivó inmediatamente de que Gardel era URUGUAYO - ARGENTINO


(*) Juan Belmonte García (n. Sevilla, 14 de abril de 1892 – m. Utrera, 8 de abril de 1962), llamado El Pasmo de Triana, fue un matador de toros español, probablemente el más popular de la historia y considerado por muchos como el fundador del toreo moderno. La carrera profesional de Belmonte se desarrolló entre 1913 y 1936, año en el que se retiró definitivamente.

martes, 14 de septiembre de 2010

jueves, 12 de junio de 2008

LAS “MANIOBRAS EVASIVAS” DE JUAN CARLOS ESTEBAN

LA ESCOLARIDAD DE GARDEL EN MONTEVIDEO, UN AGUIJONAZO INSOPORTABLE A LA “HISTORIA OFICIAL”.

Bajo el título: CARLOS GARDEL Y 'LAS GRANDES MANIOBRAS', el pseudo investigador Juan Carlos Esteban pretende una vez más con actitudes grandilocuentes y descalificantes atribuirle a los defensores de la orientalidad de Carlos Gardel, la utilización de “maniobras” que desde la muerte del cantor han desplegado los sostenedores de la “Historia Oficial”.Puede verse en la página

http://www.gardelweb.com/esteban/las-grandes-maniobras.htm, la forma en que este señor pone en duda la opinión expresada por el Dr. Sica, presidente de la Academia del Tango de la R.O.U., como respuesta a una carta en la que se sugería sin estridencias la conveniencia de la realización de un ADN por vía jurídica, a la espera del proyecto a suscribir propuesto por el Dr. Carlos Perrota y subrayando. “que firmaremos, con las salvedades que puedan corresponder según su texto, nunca para oponernos, pero sí solicitando garantías procesales para ambas partes.”
La verdad es que el Sr. Esteban desde hace mucho tiempo está utilizando su verborrea, en primer lugar, para impedir que las partes que proponen un ADN se pongan de acuerdo. Y en segundo lugar, para esconder la cantidad de mentiras asentadas en sus libros, que varias veces le hemos hecho notar, y evitar de esa manera responder a una simple pregunta que se le ha formulado muchas veces con respecto al último hallazgo sobre la escolaridad de Gardel en Montevideo, hecho que demostró que la trayectoria escolar del francés Charles Romuald Gardes, no correspondió a Carlos Gardel, quien fue fotografiado cursando priner grado "C" en la Escuela de varones No 27 de la calle Durazno, del barrio sur de Montevideo


En vez de tanto palabrerío y descalificación inútiles, bastaría con el Sr. Esteban o los integrantes del C.E.G. nos informen qué registros, matrículas, certificados o antecedentes tienen de la hipotética escuela que "dicen" estaba en Buenos Aires, en la que fue fotografiado el escolar Carlitos Gardel cursando su primer grado "C", documento que Berta Gardes entregó a la revista “La Canción Moderna”.

¡Basta de “maniobras distractivas” , Sr, Esteban, y conteste a esa simple pregunta!


Martina Iñiguez

--------------------------------------------------

A la izquierda, vemos la escuela de Buenos Aires en la que el francés Charles Romuald Gardes cursó primer grado "B". A la derecha, fotografía de la Escuela de varones de 2º Grado Nº 27 de la calle Durazno 337, esquina Médanos, Montevideo.donde Carlitos Gardel cursó primer grado "C". Una prueba demasiado evidente de que la Escuela Superior de Niñas de la calle Talcahuano 678 (Izquierda) no era la escuela donde Carlos Gardel cursó su primer grado. Hace más de 7 meses, el día 8 de noviembre de 2007, desafié públicamente al Sr. Juan Carlos Esteban, en nota publicada en el Semanario "Búsqueda" de Montevideo.

Y en este blog el domingo 11 de noviembre de 2007
Carlos Gardel - ADN - Semanario Búsqueda - Montevideo


Nota también publicada en la página: http://www.geomundos.com/cultura/gardeloriental/carlos-gardel-y-el-adn_doc_18089.html, y que además le fue enviada al correo personal del Sr. Esteban.

Decía así:
... "la única FÁBULA es la que pretende hacernos creer que la trayectoria escolar del hijo francés de Berta Gardes documentada entre 1897 y 1904 en Buenos Aires correspondió al cantor Carlos Gardel.
Desafío públicamente al Sr. Juan Carlos Esteban a que presente las PRUEBAS que él o las instituciones que lo respaldan puedan aportar para invalidar el HECHO EVIDENTE E IRREBATIBLE, de que la fotografía escolar de Gardel fue tomada en la escuela Nº 27, del barrio Sur de Montevideo, o bien las PRUEBAS que demuestren que fue tomada en alguna "supuesta" e "hipotética" escuela de Buenos Aires, similar a la de Montevideo, agregando en ese caso, planos de la misma, otras fotografías tomadas en el mismo local y los antecedentes testimoniales que permitan justificar que se la mencione.

No hay NINGUNA IDENTIFICACIÓN VALEDERA que determine que el niño francés cuya trayectoria escolar transcurrió en Buenos Aires FUE LA MISMA PERSONA QUE LUEGO SE LLAMÓ CARLOS GARDEL.
Después de más de 7 meses el Sr. Esteban no ha hecho más que tratar de distraernos con su habitual sanata. Las "pruebas" las estamos esperando.


Ver más información en :




jueves, 5 de junio de 2008

GARDEL Y EL ADN - En opinión del Dr. Nelson Sica Dell' Isola - Presidente de la Academia del Tango del Uruguay

GARDEL Y EL ADN
Mi posición sobre la posibilidad de realizar un examen de ADN para resolver con respaldo científico, la nacionalidad de nuestro máximo cantor, no es nueva. Pues ya la expuse en nota publicada en Diario “Cambios” de Florida el 27 de mayo de 2003, en Semanario “Noticias y Deportes” de Sydney dos días después, y en junio de 2003, en la Revista de la Asociación de Afiliados a la Caja de Jubilaciones de Profesionales Universitarios.

El diputado por Florida, don Arturo Heber Fullgraff, en abril de 2007, había actualizado, un proyecto del representante Agapo Palomeque del año 1999. Por el cual se solicitaba una “minuta de comunicación”, para que los restos del Zorzal, se cotejaran con sus presuntos ascendientes, para determinar su filiación. Lo que se haría por el Ministerio de Salud Pública, y anuencia de la Intendencia de Tacuarembó. Para lo cual el Ministerio de Relaciones Exteriores, debería gestionar la autorización del Gobierno Argentino.-

Sigo pensando lo mismo, aunque no estoy muy de acuerdo con el curso a dar y con la competencia allí referida. Por considerar que la “tesis francesista”, no tendría en esta forma las debidas garantías, que solo se podrían asegurar en procedimientos ante órganos judiciales. -
Por eso considero correcto que el Centro de Estudios Gardelianos, de Buenos Aires, haya solicitado este estudio ante la Justicia Argentina, que es la competente, ya que es la del lugar donde se encuentran los restos que pertenecerían a Gardel. Petición que no prosperó, por haber sido mal formulada. No digo que de mala fe, pero sí en un planteo equivocado. Ya que manifestó que no existían dudas de que Gardel era Francés, por lo que el Juzgado dijo que si era así, no era necesario ningún estudio, y no hizo lugar al pedido. -

Es decir, se sostuvo que tanto la Justicia Argentina como la uruguaya, ya lo habían resuelto en los juicios sucesorios tramitados ante los dos países. Olvidando que las decisiones en jurisdicción voluntaria, “no causan estado”, es decir
no adquieren fuerza de cosa juzgada.-

Como dice el Maestro COUTURE (Vocabulario Jurìdico, pag.371, Ed. Depalma Bs.As.1983: “Por oposición a jurisdicción contenciosa, dícese impropiamente de algunos procedimientos de carácter unilateral cumplidos ante los jueces, con el objeto de determinar auténticamente ciertas situaciones jurídicas o cumplir determinados requisitos impuestos por la ley mediante declaraciones que no adquieren autoridad de cosa juzgada ni pueden causar perjuicio a terceros”.-
Y ampliando el concepto, dice el Maestro que: “...al no pasar en autoridad de cosa juzgada, permiten siempre su revisión en Sede jurisdiccional”(Fundamentos del Derecho Procesal Civil, pag. 51, Ed. Depalma Bs.As.1988).-
Es también muy claro el PROFESOR Dr. ENRIQUE TARIGO, cuando expresa: “Se admite pacíficamente que la resolución dictada como culminación del proceso voluntario no pasa en autoridad de cosa juzgada ya que la cosa juzgada es un atributo exclusivo de las sentencias" (El proceso sucesorio, pag. 11, Centro de estudianates de Derecho, Mdeo.1967). -
Por tales motivos, por diversas vías, desde Buenos Aires, se solicitó a Instituciones y Personas de Uruguay, hacer un nuevo pedido, en forma conjunta, por representantes de las dos posiciones en juego.-
Y en esa oportunidad nos reunimos en el Escritorio del escritor Dr. Eduardo Payseé González, estando presentes: el Dr.Carlos Arezo, Presidente de la Fundación Carlos Gardel, el Esc. Freddy González Araújo, Presidente de la Fundación Julio Sosa, la poeta e investigadora argentina, Sra. Martina Iñiguez que fue quien trajo la solicitud, y el que esto escribe, Presidente de la Academia del Tango de la R.O.del Uruguay. Ninguno de los cuales puso reparos al estudio de ADN, y antes bien, se contestó afirmativamente el pedido, e incluso se nombró un abogado de Buenos Aires, el Dr. Radames Marini, para que pudiera hacerse cargo de la marcha del mismo en sede Judicial, notificarse, examinar el expediente, representarnos en audiencias....Que incluso llegó a tener un encuentro con el Dr. Carlos Perrotta. En síntesis, se otorgaría a dicho profesional la calidad de representarnos judicialmente, a todos los que nos hubiéramos adherido al pedido.
Pero este representante nuestro no tiene oportunidad alguna de actuar, mientras no exista un expediente abierto y pueda acceder al mismo.-
Está claro entonces, que ningún obstáculo hemos puesto al examen, y antes bien, estamos dispuestos a acompañar el pedido, que no puede ser exclusivamente nuestro. Y siempre a la espera de que se nos mande el proyecto de escrito a suscribir, que firmaremos, con las salvedades que puedan corresponder según su texto, pero nunca para oponernos. Pero sí solicitando garantías procesales para ambas partes.

Pero el escrito que estábamos dispuestos a firmar, nunca nos fue remitido por quienes lo habían propuesto. Y también se contestó que, en caso de presentación exclusiva de los partidarios de la tesis francesista, solicitábamos se nos informara Juzgado y Número de Expediente, para comparecer nosotros también, como tercero interesado, o como co-actor.-
Incluso establecimos contacto con el Profesor Guido Berro Rovira, quien actuaría como asesor de nuestra parte.-

Ahora y otra vez la iniciativa parte de Buenos Aires, se está hablando de otra idea: enviar una carta al Gobierno Uruguayo, para que políticamente impulse la idea, ya que se dice que jurídicamente es imposible.-
Por nuestra parte no consideramos imposible la posibilidad de insistir ante el Poder Judicial argentino, en un pedido conjunto. Serían otros los solicitantes, con nuevos fundamentos, y no se daría por resuelto el tema que fue lo que ocasionó la negativa anterior...
Una carta al Dr.Tabaré Vázquez, como lo sugieren, sería inoperante, porque el gobierno uruguayo, ya tomó posición, y lo hizo dos veces: primero, cuando sancionó la Ley Nro. 16.742 del 2 de mayo de 1996, que declaró el 24 de junio, como el “Día de Carlos Gardel”, disponiéndose asimismo que “los actos centrales conmemorativos, se realizarían en Tacuarembó”. - Y más adelante, cuando sanciono otra Ley la Nro. 17.536 del 13 de agosto del 2002, que declaró la misma fecha, como “Día del Cantor Nacional”. Pienso que la referencia a Tacuarembó no es una cosa fortuita.-
Incluso debe señalarse que al cumplirse 70 años de la desaparición del Mago, se emitió un sello postal, por el Correol Oficial Uruguayao, que se refiere a Gardel como el “Tacuaremboense inmortal”. -
Cabe también preguntamos: ¿Por qué a Tabaré Vázquez y no a Cristina Fernández? ¿Por qué al Gobierno uruguayo y no al Argentino? ¿No se advierte acaso, que un pronunciamiento administrativo puede terminar en un juicio ante el Tribunal Internacional de La Haya, que tiene otras cosas de qué preocuparse?
Creo que sería más efectiva la solicitud, al Gobierno Argentino, desde que dicha autoridad no ha tomado posición en el tema, hasta tal punto de que el Portal del Ministerio de Educación Argentino, dice que “hay dos teorías sobre el nacimiento” del Mago. -
Pensamos entonces que debe preferirse la vía judicial, que es la única que brinda garantías a ambas partes interesadas en conocer la verdad. -
Si en definitiva, se concretara el pedido conjunto, habría que resolver en forma previa, determinar con certeza si los restos que reposan en La Chacarita, son los de Gardel, cosa que no parece muy segura. Como lo relató un conferencista argentino de Santa Fe, el Dr. Juan Carlos Bieler, en una charla que tituló: “Simulación y silencio.Las pistas falsas”.-
Pero admitiendo provisoriamente que sí, que los que están en el Mausoleo son los restos del cantor, cabe preguntarse si esos restos calcinados, admiten el examen.- Lo que creemos posible, pues si se conservó, aunque chamuscado, el pasaporte donde declara ser uruguayo, nacido en Tacuarembó, hijo de Carlos y de María, con mayor razón tienen que haber quedado elementos suficientes que permitan el análisis, en especial dentadura, y seguramente muchas piezas óseas. Todo lo cual deberán resolverlo los técnicos.-
Tampoco es obstáculo el tiempo transcurrido. Porque por ejemplo los restos de los zares de Rusia fusilados en 1918, encontrados enterrados en tierra, fueron cotejados en 1994, con el estudio del Duque de Edimburgo, esposo de la Reina Isabel, emparentado con la familia imperial rusa. Y ni que hablar de la momia que vino de Francia, perteneciente al charrúa Vaimaca Pirú, que fue comparada con dos falanges suyas, que se conservaban en Paysandú, permitiendo concluír en la autenticidad de esos restos.-

Ahora bien, si fuere posible saber con certeza que esos restos son de Gardel, y de que lo que ha quedado permite el examen, estamos sí a favor de la prueba.- Pero esta debería estar rodeada de garantías suficientes, para quienes sostienen una teoría u otra.-
Esas garantías, para ambas partes, serian en primer lugar, en la elección y extracion de muestras a analizar, con los que debería hacerse la comparación con restos de la familia Escayola que se encuentran en el Cementerio de Tacuarembó, incluso familiares que aún viven, y además con los restos de doña Berta Gardes.- Y el examen debería realizarse a cargo de un grupo de especialistas, que representaran a las dos tesis en pugna, única forma en que podría lograrse el acatamiento de todos. O sea que tendría que ser una terna, integrada por un uruguayo, un argentino, (o francés) y un tercero que se supone imparcial que podrìa ser de algún país de los más adelantados en materia de ADN. -
Si se cumplen todas estas condicionantes, por nuestra parte aceptaríamos el resultado. Ya sea que se informara que nació en Uruguay, lo que no es negar la patria artística del ídolo que sin dudas es Argentina. Y si resultare que es hijo de Berta Gardes nacido en Francia, caería la nacionalidad uruguaya, y también la argentina, pues esta última se habría gestionado, en base maniobras dolosas, usando documentos falsos, por lo que la nacionalización argentina, sería un acto jurídico inexistente, o por lo menos afectado de nulidad absoluta. -


Dr. NELSON SICA DELL´ISOLA

miércoles, 9 de abril de 2008

Respuesta del Sr. Costa Colturi al "Centro de Estudios Gardelianos" de Buenos Aires


MONTEVIDEO - Semanario Búsqueda – Jueves 21 de Febrero de 2008

Cartas al director

Carlos Gardel

Señor Director:

Nuestra intención era finalizar la polémica que se mantiene sobre el origen de Carlos Gardel. Por dos motivos: uno, la saturación que el tema debe estar provocando en los lectores, y otro de importancia: valorar como corresponde la generosidad de esta página, que “búsqueda” ofrece a sus lectores.
Pero en el número de fecha 07.02.08, el Sr. Espina Rawson, en una nota nos invoca, y en consecuencia, si el Sr. Director nos permite, le contestaremos.

Muy brevemente el señor Espina nos solicita que presentemos y lo hagamos saber, la documentación que invocamos en nuestra entrega de fecha 27.12.07. En la misma dejábamos constancia que por respeto al espacio que nos otorga esta página, no los detallaríamos.
Sepa el señor Espina, que no somos estudiosos del tema, sí seguidores del mismo desde tiempo atrás, pero la voluminosa documentación que invocábamos no constituye un misterio y usted, sin ningún trabajo, la puede encontrar acudiendo, fundamentalmente, al libro del desaparecido Arq. Nelson Bayardo “Gardel a la luz de la historia”.
Pero entendemos y lo comprobamos que ustedes, los integrantes del “Centro de estudios Gardelianos de Buenos Aires”, sólo se afilian al “Gardel Francés”, ignorando los testimonios que existen de personajes de relieve, que no se pueden descalificar fácilmente. Evidentemente para ustedes los testimonios no existen.

Nada han contestado, concretamente, a las diversas entregas de corresponsales que han aportado datos y testimonios, como la señora Martina Iñiguez, en más de una oportunidad; o la nota del señor Mario Azzarini Scosería, de fecha 16.12.07, donde les hace 30 preguntas (¡¡¡ 30 preguntas!!!) sobre el tema, mereciendo de ustedes, hasta ahora, el más absoluto silencio…

Nosotros, en la nota del 27.12.07, les hacíamos tres preguntas. Solamente reiteramos la tercera, en donde precisábamos que el señor Esteban manifestó, en nota del 1.2.07 que Berta Gardes entre 1880 y 1893 no estuvo por estas latitudes. En la nota de referencia le informábamos al señor Esteban de su equivocación, puesto que la propia Berta Gardes, en reportaje aparecido en el diario “El Debate” de fecha 12.8.1935 manifiesta que en su juventud lo pasó parte, ora en Montevideo, ora en buenos Aires.

Este solo argumento es de una contundencia esclarecedora porque demuestra que Berta sí pudo haber sido la encargada de la crianza de Gardel. Ni el señor Esteban, ni el señor Espina, en la breve nota de contestación del 7.2.08 mencionan para nada ésto que aportamos de toda realidad, no inventado, y que al confirmarlo las declaraciones de la propia Berta Gardes, que estuvo en su juventud por estos lares, fractura la base de vuestra tesis del Gardel francés, que se elabora y se erige justamente en la negación de que la misma anduvo por el Río de la Plata en esa época…

Finalizamos manifestando que el “Centro de Estudios Gardelianos de Buenos Aires”, tiene el derecho de sostener la opinión que crea oportuna en cuanto al origen de Carlos Gardel, pero consideramos que al utilizar las páginas que “Búsqueda" dispone a sus lectores, tratando de polemizar sobre el tema pero en los hechos evadiendo todo análisis, evaluación y contestación de los distintos planteos de los corresponsales (puede que esa sea su manera de polemizar), realizados con altura, está en cierta forma como no teniendo en cuenta, la consideración que los lectores merecen.

Ricardo Costa Colturi

viernes, 8 de febrero de 2008

GARDEL FRANCÉS - ¿Lógica o capricho?

Semanario Búsqueda

Carta al Director, sección "Correo de lectores"
Tema: CARLOS GARDEL

Una argentina contesta al Sr. Carlos Teysera Rouco
Publicado el 24 de enero de 2008.

Sr. Director:

Anima esta carta la intriga del Sr. Carlos Teysera Rouco (Semanario Búsqueda, carta al director) por la razón que impulsa a los argentinos a creer en la teoría de un Carlos Gardel francés.
No soy antropóloga especialista en comportamientos de culturas específicas. Pero soy argentina y realmente me parece natural que para los argentinos; o por lo menos para algunos de ellos, - muchos seguramente no sepan que existen dos teorías sobre su nacimiento - Gardel sea francés o por lo menos su cuna haya sido Francia.

Para ello hay que adentrarse un poco en la idiosincrasia argentina, no soy antropóloga, lo repito, pero vivo en la argentina desde que nací y a pesar de que no alcanzo el medio siglo, tengo suficiente idea de cómo siente y piensa este pueblo nuestro, aunque mis compatriotas lo llamen “este país” (seguramente por una manera de no hacerse cargo de los propios defectos).

No me llama la atención por ejemplo, que consideren verdadero un documento como el tan famoso testamento ológrafo que a todas vistas es trucho, cuando es trucho el título universitario de muchos de nuestros dirigentes, la forma en que llegan a sus cargos.
Trucho es el título del médico que receta pastillas milagrosas, truchas son las pastillas así como muchos medicamentos, truchos son los CDs y los DVDs que consumimos, truchos son los teléfonos celulares, los decodificadores de señales de TV que se venden en la vía pública, trucha es la ropa, zapatillas de marca que compramos, etc. etc.

Estamos acostumbrados a que todo sea trucho, desde el valor de la casa que escrituramos, la licencia de conducir que sacamos, la coima que le pagamos al funcionario para que no nos aplique la ley, los reclamos que hacemos por las cosas que nos convenían en su momento, y podría seguir porque la lista es interminable. ¡Por qué no íbamos a creer en el testamento trucho de Gardel!

No me llama la atención que prefiramos a un Gardel francés antes que uruguayo, cuando el padre de la educación argentina llamaba civilización a lo extranjero y barbarie a lo local, cuando trajo para educar a los argentinos maestras de Boston USA que no hablaban el castellano, cuando sistemáticamente copiamos modelos europeos que no concuerdan ni con nuestro clima, ni con nuestra historia.

¡Por qué si lo que viene de afuera es mejor que lo local vamos a creer que Gardel es uruguayo!

Por otra parte la agresividad, el enojo y el insulto son moneda corriente entre nuestros compatriotas cuando se trata de defender cualquier causa, así como los piquetes, los cortes de ruta, las huelgas por tiempo indeterminado, tomando siempre por rehén a la gente inocente (usuarios de subte, aviones, trenes, colectivos, rutas, etc. sólo por citar algunos) ¡Cómo no vamos a defender con el peor de los malos modales la teoría del Gardel francés si todo lo defendemos con la misma pasión aunque no tengamos razón!

No me llama la atención que prefiramos a un Gardel francés cuando nuestra presidenta prefiere las carteras italianas a las argentinas, aún cuando tenemos una gran tradición en talabartería y centenaria industria del cuero.

No sé si estas razones alcanzan para explicar al Sr. Teysera Rouco cómo pensamos y sentimos los argentinos, quizá haya que agregar que un estudio serio no tiene ninguna validez frente a un genuino sentimiento argentino, que somos los dueños de la verdad, que Dios es argentino, la birome, la huella digital, los alfajores (palabra árabe por cierto) el colectivo y la mano de Dios fue una legítima avivada criolla y estamos en todo nuestro derecho de defenderla a muerte.

Estoy segura que los (cariñosamente) viejos carcamanes, como diría Isidoro Cañones estarán de acuerdo conmigo cuando afirmo, convencida, que Gardel es francés.

Margarita Monreal
Buenos Aires (Argentina)

viernes, 1 de febrero de 2008

El Gardel francés y los argentinos

Semanario Búsqueda

Carta al Director, sección "Correo de lectores"
Tema: CARLOS GARDEL

Escribe el Sr. Carlos Teysera Rouco
Publicado el 10 de enero de 2008.

Señor Director:

Me cansé. Discúlpeme que lo moleste señor Director, pero me agoté. La carta del señor Ricardo Costa Colturi, publicada en su semanario del día 27 de diciembre de 2007 con el encabezamiento “Carlos Gardel”, en respuesta a los corresponsales Sres. Esteban y Espina Rawson, integrantes del “Centro de Estudios Gardelianos” de Buenos Aires, colmó mi paciencia. No porque el Sr. Costa Colturi no tenga razón sino porque el tema me ha superado.

¿Qué tema? Aquel que desgrana si Gardel es uruguayo o francés obviando aspectos de la discusión que a esta altura me resultan deslumbrantes.
Libros elaborados seriamente, investigaciones periodísticas, testimonios, razonamientos de índole diversa, documentos oficiales y entrevistas al propio Gardel, no han servido de nada. La respuesta Argentina a esos desmanes ha sido, mayoritariamente, el enojo y la agresividad.
A esta altura de las disquisiciones entiendo que, sin que haya perdido importancia dónde nació, lo que ha pasado a tener más relevancia, es saber cuál es la razón por la que los argentinos que se han interesado en el punto, prefieren sustentar la nacionalidad francesa y no la uruguaya.

Resulta incomprensible que un emblema tanguero como Gardel, se le regale a Francia cuando sería lógico, entendible e incontestable para el mundo entero que, si a todas luces no es argentino, se acepte su nacimiento en Uruguay, cuna compartida del tango, y por lo tanto, frente a algunas pruebas – sólo algunas de las tantas esgrimidas – deberían los argentinos, presurosamente, tomarlas como ciertas, de forma de cobijar el recuerdo de Gardel y su obra en el ámbito natural que dio origen al tango.

Soy consciente de que no he sido el único al que le ha nacido esta inquietud, pero, en el material a mi alcance, no he encontrado trabajos que lo tomen como punto central de un análisis. Se consigna el hecho como una curiosidad, pero no se intenta explicar extensamente por qué ocurre.

Así, por ejemplo, Ricardo Ostuni, siendo vicepresidente de la Academia del Tango de Buenos Aires, se pregunta en su libro “Repatriación de Gardel”: “¿Por qué regalar a Francia un ídolo netamente rioplatense?” Se lo pregunta pero no aventura respuestas.

Y precisamente nunca, como con el ejemplo de Gardel, se justifica usar el término “Rioplatense”, tantas veces usado por los argentinos para absorber alguna gota de talento uruguayo triunfador en la Argentina. Y, sin olvidar que tanto los genes como las influencias geopolíticas condicionan el comportamiento y la personalidad de los seres humanos (y sus triunfos y fracasos) con prescindencia del medio ambiente en el que desarrollen su actividad, resulta claro que son muchísimos los ejemplos, en muchas ramas, de uruguayos que han sobresalido en Argentina y aportado a su cultura y civilización (y viceversa, felizmente para nosotros) sin estridencias ni reacciones extemporáneas, abrigados cómodamente bajo el término “rioplatense”.

Entonces, ¿por qué esta excepción con Gardel? No me lo explico.

Y por ello pregunto si habrá algún especialista en el comportamiento humano que me explique la causa de la agresividad y pérdida de paciencia que signan los afanes argentinos para defender la tesis del Gardel Francés y rebatir sistemáticamente, cada argumento y documento que alegue su nacimiento uruguayo.

¿Qué Uruguay no sea la cuna adecuada para un artista como Gardel? ¿Qué pueda suponer una especie de deshonor para un bardo de su nivel comparado con la vestidura intelectual que supondría ser francés? No. No es de recibo, dado los blasones que adornaron y adornan, claramente, el intelecto uruguayo en el campo de actividad que se quiera elegir. Y en el tema que nos ocupa ¿Acaso no son uruguayos el tango, la milonga, y el vals más conocidos en el mundo entero a saber, “La comparsita”, “La puñalada” y “Desde el alma”?.

Por lo tanto ¿no es más práctico, conveniente y lógico hacerle caso a Carlos Gardel cuando dijo, repetidas veces que era uruguayo, aceptar que los documentos oficiales que consignan su orientalidad son verídicos, y no complicarse la vida en una discusión que el resto del mundo mira con asombro (incluyendo los franceses, que no se explican cómo sacaron la lotería si nunca jugaron) por no decir con sorna?

¿No sería tonto, por ausente de todo interés económico, donarle a Francia una de las voces declaradas de patrimonio del mundo por la UNESCO y que se luce de la mano de María Callas, Carusso, etc.? Acepto aplicar el término “rioplatense” por variadas y contundentes razones que el mismo Gardel manejaba, y propongo que los argentinos y uruguayos congeniemos con Aldo Mazzuchelli cuando, al comentar el libro de Ostuni mencionado, con toda lucidez expresaba:

“Importa el origen de Gardel porque la imagen de Gardel, su valor comunicacional y su significado cultural – en el que se incluye, por cierto, su origen – es más que su valor estrictamente artístico. Valorar a Gardel y sentirlo propio (subrayado mío) implica valorar y sentir propia también una mezcla de valores simbólicos que el icono Gardel reúne. “Reconocer que es uruguayo lleva fácilmente de la mano a propagar que es “rioplatense”, ya que, después de todo, como finaliza Mazzuccheli, el tango es cuestión de orillas, y todo río tiene dos.

En fin. ¿Podría algún estudioso del pensamiento de los pueblos molestarse en explicar estas interrogantes y ayudarme, como admirador de tanta gloria argentina y reconocedor de la probada generosidad para los compatriotas que eligieron la opción argentina, a disipar mis confusiones? ¡Y por favor, me explique por qué la tesis uruguaya les frunce el seño a los argentinos y no a los franceses!

miércoles, 23 de enero de 2008

Carlos Gardel - BÚSQUEDA jueves 27 de diciembre de 2007 - Escribe Ricardo Costa Colturi

Señor director:

Contando con la hospitalidad de esta página, pretendemos aportar algunos datos sobre el origen de Carlos Gardel, que evidencian su nacimiento en Uruguay, Tacuarembó.

Respetamos la posición de los señores Juan Carlos Esteban y Enrique Espina Rawson, integrantes del “Centro de Estudios Gardelianos”, de Buenos Aires, corresponsales de esta página, en la emisión de todas sus opiniones y manifestaciones sobre el tema.

En nuestra posición de liberales, está en nuestras facultades no coartar de ninguna manera la libre expresión de nadie. Pero no compartimos ni aceptamos lo que el señor Espina Rawson manifiesta en esta página el 15.11.07.

Expresa:

“…Es decir, no somos como los ‘espontáneos’ que se arrojan al ruedo, por eso no nos prestaremos a discusiones callejeras con cualquiera que se presente…” (subrayado nuestro).

Entendemos que dicha declaración conlleva visos de innegable soberbia y ciertamente, antidemocrática. Y bueno, como “espontáneos” que somos, y siempre que el señor director nos lo permita, vamos a “entrar al ruedo”, si, mal que le guste al señor. Espina.

Una sugerencia a los detractores de Carlos Gardel oriental, explicarles que la historia, la que sea, se nutre, se estudia y se escribe en base a documentos y testimonios… los testimonios sobre distintos aspectos de la vida de Gardel, emitidos por personalidades de indudable prestigio en el entorno del Río de La Plata y de otras latitudes, en su ensamble van determinando la orientalidad de Gardel…

Sin duda, para los detractores de Carlos Gardel oriental, todos los testimonios no existen y las personalidades que los emitieron son arbitrariamente descalificadas… (obran en nuestro poder los términos de dichos testimonios, así como el nombre de las personas que los emitieron, y que por respeto al espacio de “Búsqueda” no los detallamos.)

En adelante desde nuestra identidad de “espontáneos, propensos a discusiones callejeras. etc. etc.,” incursionaremos en el desarrollo de algunos apartados, con aportes sobre el tema:

Ítem 1: Aunque no es nuevo, ya que es reconocido por todos los estudiosos pero ignorado por los opositores que aportan silencio y no explicación, si Charles Romuald Gardes, nacido en Francia 1890, según documentación, fuera Carlos Gardel, ¿Cómo explicar que en sus documentos se da nacido en 1887…? Alegremente se echaba sobre sus hombros tres años más… (¿?)

Ítem 2: en varias entrevistas efectuadas a Isabel Martínez Del Valle, la novia de Carlos Gardel, ella asegura que cuando se conocieron ella tenía 14 años y él 34. En todas las entrevistas aseguró que Gardel le llevaba 20 años. Veamos, Isabel Martínez nació el 16.3.907, Gardel tendría a esa fecha 20 años menos, habiendo nacido como máximo en 1887… (en realidad los historiadores y estudiosos dan su nacimiento en 1883, como que se sacaba 4 años de encima, cosa que en gente del espectáculo fue normal ayer y es normal hoy… (se nos hace que los citados detractores no se llevan bien con las matemáticas…). Para una mejor apreciación dejamos establecido que las varias entrevistas, que mencionamos, a Isabel Martínez Del Valle, fueron efectuadas por:

Ramón Mérica, el 1.2.981, en el diario “El Día”
Osvaldo Ardizzonne, el 15.7.984, en “Tiempo Argentino”
Doctor Pedro Malavet Vega, de Puerto Rico
Arquitecto Nelson Bayardo, el 4.2..984 (aparece íntegra en el libro “Carlos Gardel, a la luz de la historia”, del mismo Nelson Bayardo)

Ítem 3: Aporte esclarecedor. En “Búsqueda” del 1.2.07, pág 48. el señor Juan Carlos Esteban expresa: “… Desde Francia, los municipios de Burdeos y Toulouse ratificaron que no emitieron ningún pasaporte a favor de Berta Gardes desde 1880 hasta 1893, de modo que su permanencia en Tacuarembó no tiene sustento valedero…” (textual)

Vemos: luego de la muerte de Gardel, en reportaje que se le hiciera en el diario “El Debate” el 12.8.935 a Berta Gardes, dice: “…Reconoció entonces haber pasado parte de su juventud, ora en buenos Aires, ora en Montevideo…” (subrayado nuestro). Esta declaración de la propia Berta Gardes, echa por tierra lo manifestado por el señor Esteban. No decimos que mienta, no, pero si que está evidentemente desinformado. Manifiestamente le sugerimos que ética mediante, se rectifique ante los lectores.

Más “testimonios” abonan la tesis de Carlos Gardel Oriental, pero el respeto al valioso espacio que nos brinda este semanario, quedan sin abordar.

Ricardo Costa Colturi
C.I.612.380-2

viernes, 18 de enero de 2008

Ana María Balparda escribe al Semanario Búsqueda

Tema : CARLOS GARDEL

22 de Noviembre de 2007

Señor Director:

Hace ya tiempo que hubiera querido deslizar una idea mía a los eruditos en la genealogía, historia, leyendas y en última instancia, vida pública y oculta, del querido personaje que es para los rioplatenses Carlos Gardel.
No lo hice porque no soy especialista en su transcurso vital, no he estudiado sus orígenes, ni sus declaraciones, ni sus documentos o testamentos.
Simplemente lo oigo desde antes de tener conciencia, era el fondo constante en casa de mis abuelos y bisabuelos cuando viví en ellas y en la mía luego. Personaje entrañable, artista admirado a quien creí tan uruguayo como la Conaprole y la Onda.

Al crecer me enteré de que ese icono siempre presente en lo cotidiano, era considerado como uruguayo por algunos y como francés por otros.
Reitero que no puedo opinar examinando documentos o testimonios, como tantos soy sólo una oyente y admiradora.
Pero algo puedo aportar ¿Sería uruguayo? No lo sé.
Igualmente su triunfo y la base de su carrera, el éxito total lo logró en Argentina, como tantos uruguayos.

Entiendo que los de allende del plata lo reclamen como propio, allí triunfó y fue ídolo como lo fue en esta mucho más pequeña y modesta plaza de Montevideo.
Pero sugiero a los que aseguran que es francés, que escuchen las dos grabaciones que hizo en idioma francés.
Después de oírlas, llegarán a la conclusión de que Gardel era turco, neoyorquino, afgano, alemán, checoslovaco o cubano.
Solamente una cosa no podía ser: nacido en un país francófono o criado por una madre que le hablara en francés.

Porque ese ser de oído privilegiado, de gusto exquisito, que nos hizo escuchar lo que quiso en español y dio belleza a cualquier letra (buena, excelente, mediocre o cursi) que tenía una afinación perfecta y un gusto incomparable… es realmente horroroso cantando en francés.
Si hubiera vivido en Francia, como quieren los argentinos, si hubiera tenido una “madre” francesa como opinan los hinchas de Toulouse, pronunciaría bien las canciones en francés. Las pruebas están, no en la maleta sino en las grabaciones, que por cierto casi nunca se oyen. Repito, no sé dónde nació, sé que triunfó en la Argentina y que nosotros tuvimos la gran suerte de compartirlo y admirarlo.

Y también sé, por razonamiento, que no es francés, que no escuchó hablar francés jamás en su vida y menos de niño, cuando las cosas se fijan.
Escuchen los especialistas esas lamentables grabaciones galas y después, si pueden, sostengan que nació en Toulouse.
Y por cierto que no digo que naciera en Tacuarembó. No me consta, pero si me consta su desconocimiento total del idioma francés, al que asesina sin piedad.

viernes, 14 de diciembre de 2007

SOBRE UNA NOTA DEL SR ENRIQUE ESPINA RAWSON

Montevideo, 11 de diciembre de 2007. -
Día del Nacimiento de JULIO DE CARO. -

Ya en otra oportunidad dije que sólo contesto cosas serias, y no afirmaciones propias de las “barras bravas” del fútbol, intolerables en quienes pretenden descubrir verdades. -

Es una lástima que el Sr. Espina ignore “los méritos literarios del Sr.PG”. Pienso que se refiere al Doctor Eduardo Paysée González, Doctor en Derecho y Ciencias Sociales según título expedido por la Universidad de la República, y Miembro Honorario de la Legión de Honor de México, Socio Honorario de la Academia del Tango de la R.O.del Uruguay y de Joventango, que estos días ha recibido el Premio “Carlos Gardel”. Autor entre otros del libro “Páginas abiertas”, de 570 páginas, escrito en el exilio, lo más completo sobre Gardel. Y aunque esto no interesa al caso, uno de los fundadores del Frente Amplio que hoy gobierna el país. No es un “Señor”, sino por cierto un “DOCTOR”, un investigador y escritor notable, a punto de cumplir 80 años de edad, aún en ejercicio activo de su profesión, por lo que pienso es el decano de todos los abogados, entre los que me encuentro. -
Yo no “comando” ninguna institución como dice el Sr. Espina, porque “comandar” según el diccionario de la lengua, es “mandar un ejército, una plaza, un destacamento, una flota, etc".- Sino que sólo presido la Comisión Directiva de la Academia del Tango de la R.O. del Uruguay, que como toda institución democrática, se rige por sus estatutos, de los que surge que quien ejerce la “dirección y administración de la asociación” es la Comisión Directiva, de la que soy un miembro igual que todos los demás. Y donde todas las cosas se resuelven por mayoría, sin perjuicio por cierto de las facultades de la Asamblea General.-
Tampoco creo que las diferencias entre diversas tesis sobre el nacimiento de Gardel sea un “combate” esto es “pelea, batalla entre personas o animales”. Entre personas civilizadas, son intercambio de ideas, opiniones, ciertas o equivocadas, libremente expresadas. -

Ahora bien, como esta carta la escribo un 11 de diciembre, no puedo dejar de recordar que hoy en Argentina, se conmemora el “Día del Tango”, instituído a instancias del Sr. Ben Molar, primero para Buenos Aires y luego para toda la República Argentina. -
Y Ben Molar eligió esa fecha, por advertir que la misma, casualmente, coincide según él lo advirtió, con el nacimiento de Carlos Gardel y también de JULIO DE CARO. Director, compositor, arreglista, y violinista argentino, nacido el 22 de diciembre de 1899 y fallecido el 11 de marzo de 1980, que ocupa un lugar destacadísimo en la Historia del Tango. Marcando una época y un estilo propio y renovador. -

Y es justamente a este último y su opinión sobre el nacimiento de Gardel, a lo que quiero referirme. En efecto, en la página 426 del libro “Páginas abiertas”, del Doctor Paysée González, Julio De Caro, manifestó que “Carlos Gardel es URUGUAYO, y su nacimiento real está rodeado de un verdadero misterio, pero al igual que muchos rendían un culto al misterio referido”. (mayúsculas en el original). -
Transcribe luego palabras textuales del Dr. Pedro Baldasarre, en carta recibida, donde en síntesis dice que: “sabemos por nuestros padres que Gardel es Uruguayo” y que lo llena de orgullo “poder hacer algún día, que el mundo se entere que Gardel sea uruguayo y no francés, y esto por estar hermanados, en un todo, nuestros respectivos países. Hermanos en sangre y en todo”. -
Y luego, como final, dice por su parte: “ y como epílogo agrego que yo también pienso que Carlos Gardel es URUGUAYO” (también en mayúsculas en el original, pero el subrayado me pertenece). -

¿La lectura de esta carta, le producirá al Sr. Espina Rawson “un rato de sano esparcimiento y buen humor”? , ¿“Un efecto humorístico irresistible? . ¿Incluye a Julio De Caro entre las “desprejuiciadas personas que han dedicado sus vidas a denigrar a Gardel y a su madre, sin arte ni gracia”?
Todo esto lo dice el Sr. Espina Rawson, en alusión al Doctor Eduardo Paysée González, y algunos otros que pensamos como él, no sólo uruguayos, sino también cada vez más argentinos y de otras nacionalidades .-
¿No ha advertido acaso el Sr. Espina que sus alusiones también son para el eminente JULIO DE CARO ? Que, de conocerlas, se estará revolcando en su tumba, perdiendo la PAZ, muy bien ganada en su vida. -

En cuanto a la falta de respuesta a una nota del Sr. Espina Rawson, no la contestamos y tampoco acusamos recibo, porque no perdemos el tiempo en cosas que no son serias, y porque esa carta era como una especie de “interrogatorio”, tipo policial, para lo cual el Sr. Espina no creemos esté habilitado. -

Para terminar, reafirmo sí que el Sr. Espina Rawson no ha demostrado interés alguno en solicitar exámen de ADN, a los restos de Gardel y sus posibles progenitores. Seguramente no teniendo confianza alguna en los resultados. Es él quien debe promover ante la Justicia Argentina esos exámenes, a los que no nos oponemos, antes bien hemos de adherirnos a ellos, siempre y cuando se realicen con garantías totales para ambas tesis sobre el nacimiento del Mago. Que la solicitud no sea tendenciosa, y que en lugar de buscar un rechazo, fundamente sobre la utilidad de practicar análisis de ADN. –

Señor Espina: No se puede decir a la Justicia que todo está resuelto, y luego hacer un pedido para resolverlo.- Y eso es lo que hizo en su solicitud el C.E.G. que Ud. Preside. -

Haga una nueva solicitud en forma correcta y tendrá nuestro apoyo. Lo solicitaron desde la otra orilla, y desde esta les dijimos que estábamos de acuerdo. Pero después se olvidaron del tema. Por algo será. -
El que esto escribe ya en el año 2003 se pronunció favorablemente al estudio científico, y no ha cambiado de opinión.-


Dr. NELSON SICA DELL´ ISOLA

--------------------------------------------------------------------------
A continuación, la carta publicada por el Centro de Estudios Gardelianos firmada por el Sr. Enrique Espina Rawson, http://www.quienesgardel.com.ar/version.html, ver DEBATE, que motivó la respuesta del Dr. Nelson Sica:


RESPUESTA DE ENRIQUE ESPINA RAWSON AL DR. NELSON SICA

Buenos Aires, diciembre 8 de 2007

¡Qué sorpresa! He aquí al Sr. Sica, a quien suponíamos desaparecido en combate, o formando parte de esa realidad virtual en la que se agitan los gardelistas tacuaremboenses.
Hace más de un año mandamos una nota a la denominada Academia del Tango que comanda, planteando algunas cuestiones tales como si existía alguna evidencia de la estadía de doña Berta en el Uruguay, o si tenían conocimiento de algún registro de entrada o salida oficial del país de la señora Gardes, o en fin, cualquier cosa que se le parezca. No fuimos acreedores a una respuesta, ni siquiera a un mero acuse de recibo. Pero bueno, apareció y eso es lo importante. Y lo ha hecho para brindarnos un rato de sano esparcimiento y buen humor. Nos entrega una especie de nota social, glosando la importante reunión llevada a cabo, nada menos que en el mismísimo escritorio del Sr. Paysée González, quien los recibió personalmente.

Releo continuamente la nota enviada por el Sr. Sica. Es envidiable como recrea el ambiente. Casi veo el despacho del Sr. Paysée, y lo imagino casi como el del Sr. Bonavena, de Ezpeleta, Pcia. de Buenos Aires, tan admirado por Borges. La atmósfera umbría, los severos estantes, la lupa al lado del Quijote de bronce con base de ónix y la gastada agenda de plástico símil cuero, perfumado por un no del todo desagradable aroma amargo mezcla de humo de tabaco negro y mate con yuyos digestivos, sin que falte la airosa presencia femenina, representada en esta solemne ocasión por la meritoria Sra. Iñiguez.

¿ Puede concebirse algo más divertido que esa cumbre de notables decidiendo seriamente “aceptar la jurisdicción argentina” para el hipotético ADN de Gardel y su madre. ¿ Qué otra jurisdicción podría haber, y quienes creen ser para aceptar o no lo que determine la justicia argentina? La sola enunciación, unida al tono solemne y pomposo de la nota, produce un efecto humorístico irresistible.

¿ Y qué decir de la teoría del veterinario Dr. Bieler que sostiene que el cadáver de Gardel fue cambiado? ¿ Cambiado? ¿ Quién y para que alguien haría eso en el año 36? Y si lo hubieran hecho, ¿ por qué deberían alarmarse estos involuntarios humoristas? Por el contrario, jamás podría el ADN de un extraño coincidir con el doña Berta, lo que, en definitiva, les vendría como anillo al dedo a sus “teorías”.

Y el extraordinario pasaje en el que se alega no haber apoyado el pedido de comparación de ADN de Gardel y su madre hecho por el CEG por falta de una ratificación expresa. Solamente estos personajes pueden suponer- o fingirlo- que una invitación hecha en pleno Congreso, filmada y grabada, escuchada por todos los asistentes y reiterada infinidad de veces en charlas y mails necesita ser certificada por un escribano, o vaya a saber uno por quien.

Indudablemente, pocas ganas había de que se hiciera ningún análisis, ni de acompañar gestión alguna.

Para rematar, este señor P. González afirma que el escrito para solicitar el ADN de CG fue mal hecho a propósito, para lograr así que la justicia deniegue el pedido.

Bueno, puede ser...Pero mejor así, ya que ahora tienen una extraordinaria oportunidad : ¿qué les impide a estos campeones de la verdad y la moral formular un nuevo pedido, esta vez bien hecho? Pídanlo desde la justicia uruguaya, si les parece mejor, pero hagan algo de una buena vez. Hace mil años que están cacareando sobre estas cosas, criticando lo que hacen los demás, pero, fuera de autoelogiarse no producen hechos de ninguna índole. Y es una lástima, porque seguramente cuando se conozcan las pruebas que poseen, unidas a la claridad conceptual y de estilo que los caracteriza, la justicia no podrá menos que acceder a la solicitud.
Desde ya, y sin ser un profeta, anticipo que no van a hacer absolutamente nada.

Ignoro los eventuales méritos literarios del Sr. PG, y no es tema de mi incumbencia.
Tengo ante mi vista una fotografía del 17 de agosto de 1935 tomada en el puerto de Montevideo. En ella se ve una comisión de damas uruguayas entregando una placa de homenaje a doña Berta Gardes, y de esta imagen se desprende una indescriptible emoción. Este sentimiento, desde ya, es absolutamente ajeno a las desprejuiciadas personas que han dedicado sus vidas a denigrar a Gardel y a su madre, sin arte ni gracia. No puedo menos que preguntarme que sentirían esas distinguidas señoras si hubieran llegado a sospechar que esta misma Marie-Berthe Gardes, esta doña Berta tan querida por todos quienes la conocieron y adorada por su hijo Carlos Gardel y a quien ellas homenajeaban con lágrimas en los ojos, iba a recibir, años después, las afrentas de un grupo de sus connacionales, encabezados por este señor PG, a quien hoy homenajean sus compañeros de ruta.


Enrique Espina Rawson

Presidente del Centro de Estudios Gardelianos

martes, 4 de diciembre de 2007

EDUARDO PAYSÉE GONZÁLEZ - Una vida a favor de la verdad

Carta enviada por el Dr Nelson Sica Dell' Isola, Presidente de la Academia del Tango del Uruguay:

EDUARDO PAYSÉE GONZÁLEZ - Una vida a favor de la verdad

Profesional universitario, Doctor en Derecho y Ciencias Sociales, el próximo 20 de agosto cumple 80 años de edad y nos consta que se están preparando ya diversos y muy justos actos de reconocimiento a su labor, por parte de Instituciones Públicas y Privadas. Incluso alguno ya realizado, como la entrega del Premio Carlos Gardel en Tacuarembó. Y otro muy anterior, como la colocación de su foto y referencias a su persona, en el Museo Carlos Gardel en Valle Edén. -

Además de ejercer de modo activo su profesión, en forma independiente, y aún en cierto período como Defensor de Oficio, se dedicó desde muy jóven a la militancia política y al periodismo . Pero también a la investigación, y es este último aspecto que queremos hoy destacar. -

Su libro “Páginas abiertas”, ya desde su primera edición en 1990, logró importantes distinciones del Ministerio de Educación y Cultura, las Intendencias Municipales de Montevideo y de Tacuarembó, y la Cámara Uruguaya del Libro. Pero también la aceptación de todos los amantes de nuestras cosas más típicas, particularmente el folclore ciudadano, no sólo de los gardelianos sino también de todos a quienes interese la verdad sobre el nacimiento de nuestro máximo cantor. -

A la primera edición, a cargo de “Ediciones Prometeo”, siguió una segunda de “Editorial Oriental de Ediciones” en 1990, y la más reciente , ampliatoria de las anteriores, de “Ediciones de la Plaza”, en diciembre de 2004. -
Es un volúmen de 570 páginas, con cuatro partes divididas en 25 capítulos, un apéndice documental que incluye 181 fotografías, cuyos orígenes se indican en la página 533, una reseña que comienza en 1840, año en que se casaron los padres del Coronel Carlos Escayola, Juan Escayolas Carayemas y Bonifacia Medina hasta la primera edición del libro, continuando el Arq. Nelson Bayardo con su tenaz campaña de divulgación de la real biografía del “Mago”, un completísimo árbol genealógico incluído en la página 524, con más de un centenar de nombres.

La bibliografía en tres capítulos, incluye 73 libros, cantidad de ensayos y articulos y 31 medios de comunicación, y otros 32 posteriores a 1990. - Es a nuestro juicio, lo más completo, con un enfoque jurídico inobjetable, que se ha escrito sobre Gardel. -

Como el autor lo dice en el Prefacio a la Primera Edición, se trata de “Buscar y recorrer al Gardel hombre, desde su mismo orígen ... eludiendo frivolidades e irresponsabilidades ... basando su trabajo en documentos, testimonios o indicios con verosimilidad convincente y perdurable”. Recordando el aporte fundamental de Erasmo Silva Cabrera (AVLIS) que “removió pesadas lozas y abrió clausuradas puertas”. En un muy justiciero recuerdo al pionero de estas investigaciones. Sin olvidar tampoco al Arq. Nelson Bayardo fallecido el 28 de agosto de 2002, a cuya memoria dedica el comentado libro. Calificándolo como “incansable e inteligente luchador en pos de la verdad”; afirmando que “sigue con nosotros y vive en cada una de nuestras páginas, que son también parte de su gran obra” . -

Él titula en esta forma su libro, porque quedan abiertas al “debate esclarecedor y fecundo”, ya que por su parte “no abriga la vana presunción de despejar todas las incógnitas”.-

En la Segunda Edición, profundiza los temas y aún más en la tercera, subsanando y recreando cada vez mejor, con mayor precisión y autenticidad; pues antes de la última edición, recogió nuevas opiniones y la bibliografía creció a pasos agigantados.-

Son páginas que a su juicio siguen abiertas, en la “búsqueda permanente de la inasible verdad ...transitando sin pasiones, por honestos, inteligentes y desprejuiciados caminos de reflexión y análisis”. En temas donde las contradicciones, los vacíos y silencios son grandes. Superando fanatismos, para acercarnos al hombre de carne y hueso, al ser humano que fue sustento del mito. Rompiendo de plano con intereses creados y con recatos fuera de tiempo, para llegar hasta los orígenes mismos, esto es, a las fuentes primeras de quien fue Carlos Gardel; buscando la verdad, no exenta de miseria y de barro, que durante tantos años se quiso silenciar. -
En esa lucha por la verdad, presidió una reunión realizada en su escritorio en el año 2006, de la que participaron el Dr. Carlos Arezo de la Fundación Carlos Gardel, el Esc. Freddy González Araújo de la Fundación Julio Sosa, la investigadora argentina Martina Iñiguez, y el autor de esta nota por la Academia del Tango de la R.O. del Uruguay.-
Se trataba de considerar una propuesta venida desde la capital Argentina , para que -desde esta orilla- nos adhiriéramos a una solicitud a plantear al Poder Judicial de Buenos Aires, para que se realizara un análisis de ADN a los restos de Carlos Gardel y sus presuntos ascendientes, a fin de determinar científicamente su origen. Pues el Centro de Estudios Gardelianos, había formulado una solicitud en ese sentido a la Justicia argentina, Acción de Amparo, que fue rechazada el 18 de marzo de 2004, por la Jueza interviniente Dra. Fabiana H. Schafrik, (trasnscripta en la pág. 376 del libro del Dr.Paysée). Y el accionante consintió la sentencia, no interponiendo recurso alguno contra la misma, a pesar del error de dar valor de cosa juzgada, a juicios sucesorios, no contenciosos, que no tienen este alcance. Se procuraba entonces dar más fuerza a una nueva solicitud, y para ello se pedía nuestro apoyo. -

El que esto escribe ya se había pronunciado favorablemente a un examen de ADN, en nota publicada en la Revista de la Asociación de Afiliados a la Caja de Jubilaciones de los Profesionales Universitarios, en junio de 2003, y en Semanario “Noticias y Deportes” de Sydney el 29 de mayo de 2003, afirmando en síntesis que: primero hay que tener la certeza de que los restos en “La Chacarita”, pertenecen al “Mago”, cosa dudosa según lo afirmado por el conferencista argentino Dr. Juan Carlos Bieler, y si se concluye afirmativamente hacer el análisis cotejando esos restos con los de la Familia Escayola y con los de Berta Gardes.-Pensando que ni el tiempo ni el calcinamiento de los restos, impiden este estudio. Pero que el examen debe estar rodeado de garantías suficientes para quienes sostienen una teoría u otra. Debe hacerlo un equipo de especialistas que representen a las dos tesis en pugna, única forma en que todos acataríamos el resultado.-
Todos estuvimos de acuerdo en apoyar esa solicitud, firmar el escrito pertinente, constituírnos parte en el expediente, recibir las notificaciones y vigilar su marcha, controlando todos los pasos procesales, particularmente la extración de muestras, la designación de peritos y la posibilidad de alegar en los autos. A cuyo efecto incluso hicimos consultas con el Profesor de Medicina Forense, Guido Berro Rovira, y designamos abogado en Buenos Aires para vigilar la marcha del expediente a iniciar. -
Contestamos en definitiva, que estábamos de acuerdo con adherirnos, aceptando la jurisdicción argentina, pues es donde están los restos de Gardel y de Berta Gardes, porque lo que nos interesa es determinar la verdad. Siempre y cuando los procedimientos fueran con totales garantías, para quienes sostienen las dos tesis sobre el nacimiento de Gardel, que deben estar en pie de igualdad en todos los trámites. Pero lamentablemente quienes habían pedido nuestro apoyo, nunca iniciaron la nueva solicitud, ni tuvimos nuevas noticias sobre el propósito de hacerlo. A pesar de que en su petición el Centro de Estudios Gardelianos dijo que “ha sufrido la inacción u omision de los organismos públicos” (esto es el Poder Ejecutivo Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contra los que se planteó la acción de amparo).-


El Dr.Paysée González es Socio Honorario de la Academia del Tango de la R. O. del Uruguay, designado por unanimidad en la Asamblea General, por su lucha a favor de la verdad; y así lo vemos en la foto que acompaña esta nota, recibiendo esta distinción en el Ateneo de Montevideo en octubre del año 2003. -
Entre 1980 y 1990 residió en Ciudad de México, como exiliado político, estadía en la cual escribió la primera edición de su obra, y recibió la distinción de “Miembro Honorario, de la Legión de Honor” por sus tareas humanitarias en ocasión de los sismos en México en setiembre de 1985. -
En nuestro país ha sido redactor del Semanario “Civismo” (1954-56), corresponsal en misiones al extranjero del Diario “El Bien Público” (1955-59), redactor político del Semanario “El Ciudadano” (1958-60), fundador y director de la Revista “Política” (1960-61), cronista parlamentario y editorialista del Diario “Epoca” (1962-64), corresponsal en Montevideo (1963-64) y Director (1965-67) de la agencia internacional de noticias “Inter Press Service”, redactor político y colaborador permanente del Semanario “Marcha” (1959-68), Director del Diario “Extra” (1968-69), Fundador y Director del Diario “De Frente” (1969-70), y asiduo colaborador de las Revistas “Reporter”, “Vísperas”, “Cristianismo y Sociedad”. -
Además del libro “Páginas abiertas”, ya referido, ha publicado “Policía y Justicia”, “La Reforma del Código Penal” (1955), “Editoriales de Extra”, “Una lucha por la Libertad de Prensa” (1968). Y compartiendo con otros autores: “Disyuntiva de la Democracia Cristiana” (1964), “Nueva Iglesia nueva política”, “La Iglesia Católica en América Latina” (1968) y “Las Democracias Cristianas”, “Análisis Crítico”, y “Confesionalismo, ideología y revolución” (1968). -

Dr. NELSON SICA DELL´ISOLA
----------------------------------------------------
Incluyo "LA SENTENCIA ARGENTINA", publicada en la última edición del libro "Paginas Abiertas", pag. 376 - 377 - 378 del Dr. Payssé González.

Al leer el texto cabe preguntarse si el C.E.G. al hacer la solicitud deseaba realmente que el ADN fuera realizado o si sólo de trató de una treta distractiva destinada a conseguir una victoria a lo Pirro, tal el concepto expresado por el Sr. Espina Rawson al conocerse el fallo de la jueza Schafrik.
Como puede verse, la presentación es absolutamente tendenciosa, descalificante y destinada a convencer a la jueza de la inutilidad de un examen de ADN.

Baste reproducir algunos párrafos para demostrar en qué forma se hizo la presentación:

... “Destaca que poderosos intereses económicos vinculados al tango, han provocado “disparatadas” afirmaciones sobre la nacionalidad y filiación de Carlos Gardel.”
... “Relata luego sobre la existencia de infundadas versiones que insisten en que Berta Gardes no era la madre del artista, poniendo en tela de juicio su origen genético.”
... “Por otra parte destaca que en ambos juicios sucesorios, el que se tramitó en nuestro país y el que se tramitó en la ciudad de Montevideo (ROU),
el tema está concluído y que la filiación de Carlos Gardel es irrefutable e incontrastable.
Posteriormente refiere a lo que denomina la versión oriental de “los dos Gardel” y que
autores uruguayos también la han refutado.”

Después de todas estas consideraciones la frase siguiente suena a tomada de pelo:
“Finalmente solicita la exhumación y el posterior análisis de ADN a fin de determinar la identidad genética del cantor.”

¿Qué juez podría considerar necesario, después de leer estos argumentos, un análisis de ADN?

Naturalmente la jueza Schafrick resolvió que puesto que:
...del escrito de inicio surge que la llamada versión de "los dos Gardel", que habría surgido en la ROU, ha sido rebatida no sólo en Argentina, sino también por autores de ese hermano país.
¿Hay omisión entonces de la autoridad en la defensa del patrimonio cultural e histórico? Acaso debe hacerse eco de versiones cuando la cuestión supuestamente atacada ya ha sido resuelta en sede judicial? Entiendo que la respuesta es negativa.
III. Por otra parte, sabido es que para poder decidir una cuestión ante un tribunal, - salvo en contados supuestos como el del artículo 113 inciso 2 de la Constitución de la Ciudad - ; los jueces deben abocarse a una controversia, causa o caso judicial."

Es evidente que la jueza no recibió información alguna sobre la controversia existente.




Martina Iñiguez

Carta de Juan Carlos Moyano a la supuesta "Agencia VEPRESS", difusora a través de mails de la página "Los Amigos de Gardel"

El Sr. Juan Carlos Moyano recibió un mail de la supuesta "Agencia VEPRESS", antes usurpadora del nombre "NOTI-TANGO", (de la que sin embargo conserva el mail), al que contesta aquí, habiendo enviado también su respuesta a los responsables de la nota:

De: Juan Carlos Moyano
Enviado: domingo, 02 de diciembre de 2007 07:48:32 a.m.
Para: agencianoti_tango@yahoo.com
CC: martinalunfardo@hotmail.com; gardeloriental@gmail.com; webmaster@gardelweb.com; enesraw@hotmail.com; quienesgardel@gmail.com; cachoperry@yahoo.com

Estimados amigos:
Muchas veces los felicité por el trabajo inteligente que hacen y hoy lo vuelvo hacer. El nombre francés para difrazar a °°noti-tango°° es una tomadura de pelo a todos los francesistas y a la historia que sostienen y que a esta altura nadie les cree.
El barullo que hicieron con el Dr. Perrota estuvo genial pero yo no creo que una °°agencia de noticias°° no sepa que títulos tiene un colaborador y que digan que hicieron las correcciones °°de forma°°, °°se excedieron°° y todos leímos los excesos, pero cuando lo corrigieron no dijeron nada y nadie se entero que se habian °°excedido°°, tampoco publican el e-mail del Dr. Perrota donde aclara las cosas, entonces sembraron una confusion grande, mi hija me lo busco en el google y vi que el Dr. CARLOS Perrota ni aparece, entonces estaba cantado que era una mentira mas de los francesistas que se inventan títulos y cosas para parecer más importantes.
VEPRESS se encarga muy bien de dejarlos como mentirosos y soberbios y siempre muestran las contradicciones que dicen.
El Dr. Perrota dice °°te agradezco Juan Carlos, como siempre tu apoyo respecto del ADN°° parecería que no conoce esta carta http://www.gardelweb.com/carta-al-presidente-de-uruguay.htm o el Sr. Esteban cambia de idea como de camisa. ¿Los francesistas no se dan cuenta? la Sra. Iñiguez sí y como es la única que le pone el cascabel al gato la tratan de °°fabulera°° y la insultan.
Tambien el Sr Espina le dice al Sr. Ostuni :°°concuerdo con Vd. en que no es necesario faltar el respeto°° y se lo hubiera creido si no hubiera visto las discusiones con la Sra Martina Iñiguez donde ella lo pone contra las cuerdas y él sale con cualquier otra cosa haciéndose el enojado porque dicen que Borges conoció a Gardel.
Hacen muy bien amigos trabajando así y dando a conocer las investigaciones de °°Gardel oriental°° que si no fuera por ustedes tuviera menos visitas y mostrando que ya los francesistas no saben más que decir y entonces distraen yéndose por las ramas y buscando °°juegos distrativos°° como son los pasajeros del barco.
En 1882 Berta Gardes fue a Estados Unidos pero eso no prueba nada y a nadie le importa que hacía la francesa cuando en Uruguay estaba por nacer el Mago. Me parece que °°Los amigos de Gardel°° tambien tienen las mismas intenciones que ustedes o no están seguros que Gardel sea francés porque sino no seguirían buscando pruebas y no estarían siempre dando vueltas sobre el nacimiento, para ellos no existe nada más que eso y si se preocupan tanto es porque no saben o tienen miedo que se sepa la verdad.
Gracias amigos de Vepress otra vez y de corazón por dejarlos tan mal parados a los que engañaron a todo el mundo por muchos años.
Un abrazo
JuanCa

viernes, 23 de noviembre de 2007

CARTA ACLARATORIA DEL DR. CARLOS PERROTA

El domingo 11 de noviembre de 2007, la página "Los amigos de Gardel" incluyó en la nota CARLOS GARDEL, "A D N" y algo más, una carta del Dr. Carlos Perrota, en la que expresaba respetuosamente sus diferencias de opinión con los señores Miraglia y Freddy González.

Al día siguiente, 12 de noviembre de 2007, el Dr. Perrota escribió a los responsables de la página y a quienes podían haberse sentido afectados por la descalificación que en ella se hacía de los señores mencionados, sendas cartas aclaratorias en las que destacaba "dos errores fundamentales" de la nota publicada y solicitaba la correspondiente corrección de los mismos.

Habiendo transcurrido 11 días desde que el Dr. Perrota enviara la carta y viendo que los responsables de la misma no publicaron corrección ni disculpa alguna, según acostumbran, doy curso al pedido formulado por el Dr. Perrota en esta publicación.


Re: CARLOS GARDEL, "A D N" y algo más‏
De: CARLOS PERROTTA (cachoperry@yahoo.com)
Enviado: lunes, 12 de noviembre de 2007 03:37:43 p.m.
Para: VEPRESS (agencianoti_tango@yahoo.com)

De mi consideración: Agradezco la publicación de mi nota; pero considero exagerados los comentarios.
PERO RUEGO QUE EN FORMA URGENTE SE PUBLIQUE LA SIGUIENTE ACLARACION YA QUE DEBO SEÑALAR DOS ERRORES FUNDAMENTALES EN LA NOTA:

A) NUNCA HE SIDO JUEZ; y

B) NO SOY NINGUN JURISCONSULTO DE NOTA. NO TENGOTRATADOS PUBLICADOS NI NADA QUE SE LE PAREZCA. SOY SOLO UN ABOGADO ESPECIALIZADO EN DERECHO PENAL,QUE TRANSITA POR OTROS FUEROS (CIVIL Y COMERCIAL) CON CUARENTA Y DOS AÑOS DE PROFESION Y MUCHOS PARES DE MOCASINES GASTADOS. Quizás los ha llevado a confusión que hubo un Juez conmi mismo apellido (VICTOR PERROTTA que nada tiene que ver conmigo y que sí merece esos títulos).

Creo que estas aclaraciones son más que necesariaspara evitar confusiones que me pueden traer más disgustos que beneficios.
En cuanto al Escribano FREDDY ARAUJO, a quien tuve el gusto de conocer en Buenos Aires cuando en encuentro del 2003, aún cuando no comparta para nada sus argumentos, jamás lo trataría de FABULADOR, por lo queno quiero que se interprete que soy yo quien le endilga tan duro término.

Soy sí GARDELIANO a muerte, a punto tal que difícilmente llamo al GRANDE por su nombre, del amor yrespeto que le tengo. Como siempre agradezco su atención y les solicito comprendan mi situación, que me impele a remitir copia de la presente a otras publicaciones.
LOS SALUDO CON EL RESPETO DE SIEMPRE:
CARLOS C. PERROTTA (con dos t).
DNI 4372768CPACF Tº 18 - Fº 300.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Carlos Gardel - ADN - Semanario Búsqueda - Montevideo

Publico las cartas de lectores enviadas al correo de lectores del semanario Búsqueda referidas a Carlos Gardel y el ADN, publicadas a partir del 30 de Agosto de 2007

Carta enviada por Agapo Luis Palomeque, publicada en el Semanario BUSQUEDA el 30 de agosto de 2007

"CARLOS GARDEL
Señor Director

Como al parecer sucede cíclicamente, se ha reavivado la discusión acerca del verdadero origen geográfico del nacimiento de Carlos Gardel, habiéndose pronunciado en ese prestigioso medio, partidarios de las respectivas tesis del nacimiento uruguayo o francés.
Personalmente me dejé seducir por la argumentación que defiende al “Gardel oriental”, después de leer textos del extinto Arq. Bayardo y sobre todo de mi vecino de pueblo el Dr. Paysée González, aunque pondero el esfuerzo en contrario del señor Esteban, quien tuvo la gentileza, en su oportunidad, de remitirme valioso material respecto.
Por eso es que a mi paso por la Cámara de Diputados fui coautor – junto con los diputados de Tacuarembó de la época – de la ley que implícitamente afilia al Parlamento a la nacionalidad tacuaremboense, en tanto que dispone, en la fecha correspondiente, que las celebraciones gardelianas se realicen en la ciudad de Tacuarembó.
Pero en una actitud como la que he asumido, hay, debemos reconocerlo, algo de convicción y también subyacente algo de sentimiento, una especie de querer soterrado que el “mago” nos pertenezca en alguna medida, una suerte de tímido y subjetivo “partidismo” nacional.

Reconociendo eso me apresuré a presentar sendas iniciativas – una en la Cámara de Representantes y otra, en el siguiente período legislativo, en la Comisión Permanente – para que se practicaran a los restos de Gardel y al de sus supuestos padres Escayola-Oliva, los procedimientos de cotejo de sus ácidos desoxirribonucleicos (ADN).

En una posterior legislatura insistió sobre el punto el diputado Arturo Heber y, en la presente, la diputada Beatriz Argimón. A ambos les estoy reconocido por haber atendido mi sugerencia. Pero hasta el momento, todo ha sido infructuoso.
Tengo en mi poder la contestación de un ministro de Salud Pública: ¡no había rubros para llevar a cabo dichos estudios!. Nunca supe si detrás de esta respuesta se escondía un desprecio a la cultura popular o alguna otra misteriosa motivación. Algún día se sabrá.

También he sentido el retrogusto amargo y desalentador de constatar que ningún ministro de Relaciones Exteriores – desde el decenio 1990-2000 – en que fui diputado hasta el momento presente, ha considerado que el tema fuera lo suficientemente importante como para decidirse a iniciar tratativas con la Cancillería argentina, a efectos de exhumar los restos de Gardel en el cementerio de La Chacarita y proceder a los exámenes técnicos pertinente. ¿Qué diabólico impedimento ha operado al respecto? Los que se han esgrimido, por ingenuos, no son de recibo.

Bien sé que en el momento presente, con la Argentina el horno no está para bollos. Pero, cabe preguntarse si nada pudo hacerse en el lardo período anterior, ante de que nuestros vecinos se hubieran olvidado de la tan manida “hermandad” que dicen que nos unía.

Es de esperar, y todavía confío, aunque un poco ilusoriamente, que alguien se decida, para acabar con una discusión que va pareciendo interminable, a dilucidar la cuestión en el campo de la ciencia, ya que hoy día nos proporciona los medios para hacerlo.

¡Que sencillo sería interrogar a la ciencia y al mismo tiempo, dejar las discusiones estériles, que son, según decía un recordado docente, algo así como “dar pedal sin bicicleta”!

Prof. Agapo Luis Palomeque"

---------------------------------

Carta enviada por Juan Carlos Esteban, publicada el 11 de Octubre de 2007


“Señor Director:

Un aire fresco y tonificador nos viene de la otra orilla, en una figura que rescatamos, por su honestidad. Nos referimos al ex Diputado, Profesor Agapo Luis Palomeque.
En una nota inusual y llena de la franqueza tradicional del alma uruguaya, desnuda lo infructuoso de su esfuerzo, durante una década, para procurar que las autoridades del vecino país, concretaran la iniciativa, ante el Gobierno Argentino de realizar el estudio del ADN sobre los restos de Carlos Gardel.
Confiesa en una carta a los lectores que le publica el Semanario BÚSQUEDA, el 30 de agosto ppdo en esta misma sección, el desencanto, amargo y desalentador, que, por alguna misteriosa motivación, en las más empinadas esferas oficiales, anida y se esconde, un profundo desprecio hacia la cultura popular. Pero el valiente legislador ha descubierto, también, que en los pretextos se esconden y "operan diabólicos impedimentos".
Nosotros, como el profesor Palomeque, desde hace tiempo, venimos experimentando el mismo sentimiento de escamotear y rehuir cualquier iniciativa para esclarecer la verdad. El silencio cómplice de la mayoría de las autoridades nacionales del país hermano, con la complicidad de obscuros intereses económicos y políticos ha sido una constante desde hace una década.
A esta altura de las gestiones que realizamos no nos podemos llamar a engaño.

1. Han quedado al desnudo, y sin base Documental la fábula de un Gardel Oriental.
2. La Justicia Argentina sabe de sobra que su homóloga en Uruguay se ha expedido desde 1937, en forma categórica, sobre el origen francés del artista.
3. En 1935 el presidente uruguayo Gabriel Terra retiró su reclamo de repatriación de sus restos, ante las mismas certidumbres.
4. Cualquier iniciativa de parte oficial, seguramente va a ser rechazada por la Justicia argentina, en conocimiento - como ya ocurrió - de la documentación obrante en el Ministerio de Justicia de Uruguay y en el Archivo de la Nación.
5. La Comunidad independiente del vecino país, como en las altas esferas del gobierno, conoce la verdadera historia del origen francés de Carlos Gardel.

Por parte del Centro de Estudios Gardelianos consideramos agotado y llegado a su punto final, cualquier debate, que pretenda reinstalar una polémica que ha llegado a su término.

Juan Carlos Esteban
C.I. 2.406.755
Buenos Aires - Argentina"

---------------------------------------
Carta enviada por Martina Iñiguez, publicada el 8 de noviembre de 2007.
"Sr Director:

He leído con estupor la carta enviada por el investigador argentino, Sr. Juan Carlos Esteban el 11 de octubre, bajo el título "CARLOS GARDEL Pero mi sorpresa no se debe al hecho de que se aplauda en ella la gestión realizada por el ex-diputado Agapo Luis Palomeque, ya que somos muchos los investigadores gardelianos, sostenedores de la orientalidad de Carlos Gardel que deseamos que esa gestión llegue a buen término, sino en que sugiere que " El silencio cómplice de la mayoría de las autoridades nacionales del país hermano, con la complicidad de obscuros intereses económicos y políticos" es el responsable "de escamotear y rehuir cualquier iniciativa para esclarecer la verdad".
El Sr. Esteban, según su costumbre, afirma en una nota editorial de una página de internet dedicada a Carlos Gardel: "En los círculos orientales persiste el ánimo subrepticio e inconfeso de dilatar, indefinidamente, el velo con que envuelven la leyenda", pero olvida todo lo que no conviene a su teoría, ya que podemos ver que la agencia Reuter publicó la siguiente nota el 13 de enero de 2004:

"- La Cámara de Diputados de Uruguay aprobó recientemente un pedido para que se tomen muestras de los restos de Gardel y de su supuesta madre, enterrados en Argentina, así como de los supuestos padres uruguayos, que yacen a 400 kilómetros de Montevideo, para realizar los estudios genéticos. La iniciativa aún no fue respondida por los gobiernos de ninguno de los dos países , pero causó desagrado entre los amantes del tango en Buenos Aires, donde "El Mago" creció y dio sus primeros pasos en la música, que aseguran que Gardel nació en Francia y de pequeño viajó hacia Argentina con su madre. "Los uruguayos tratan de hacer una hipótesis poniendo en tela de juicio las informaciones que están mucho más que documentadas," dijo a Reuters Jorge Minces, presidente de la Asociación Gardeliana Argentina.
"Ese pedido de examen de ADN no debe realizarse. Dejar tranquilo a Gardel después de tantos años es una obligación de todos los argentinos ," agregó Minces."

Llama también la atención que el Sr. Esteban diga:"A esta altura de las gestiones que realizamos no nos podemos llamar a engaño" y dé una lista de 5 puntos en la que solamente puede creer una porción de gente muy desinformada.
Que el Sr. Esteban y el Centro de Estudios Gardelianos hayan decidido por cuenta propia que la polémica sobre el origen de Carlos Gardel está terminada y que "no existen dos versiones" sobre su posible identidad, simplemente no se ajusta a la verdad.

Las últimas investigaciones realizadas con la inestimable colaboración de la Sra María Hortiguera, directora del Museo Pedagógico de Montevideo, prueban sin lugar a dudas que el cantor hizo al menos parte de su escolaridad en esa ciudad, hecho absolutamente incompatible con la trayectoria escolar del hijo francés de Berta Gardes en Buenos Aires.

Los adictos a la tesis francesista han elegido catalogar de "fabula" este hecho ante la incapacidad que tienen de fusionarlo a la historia del niño francés.

Hablan de planos de escuelas "presuntamente" uruguayas de fines del siglo XIX, para así "forzar arbitrariamente la concurrencia del cantor a un hipotético establecimiento de Montevideo", cuando lo único hipotético, supuesto, lo que siempre "se dijo" sin fundamento alguno, es que la fotografía escolar del cantor Carlos Gardel fue tomada en Buenos Aires.

En consecuencia, la única FÁBULA es la que pretende hacernos creer que la trayectoria escolar del hijo francés de Berta Gardes documentada entre 1897 y 1904 en Buenos Aires correspondió al cantor Carlos Gardel.

Desafío públicamente al Sr. Juan Carlos Esteban a que presente las PRUEBAS que él o las instituciones que lo respaldan puedan aportar para invalidar el HECHO EVIDENTE E IRREBATIBLE, de que la fotografía escolar de Gardel fue tomada en la escuela Nº 27, del barrio Sur de Montevideo, o bien las PRUEBAS que demuestren que fue tomada en alguna "supuesta" e "hipotética" escuela de Buenos Aires, similar a la de Montevideo, agregando en ese caso, planos de la misma, otras fotografías tomadas en el mismo local y los antecedentes testimoniales que permitan justificar que se la mencione.
No hay NINGUNA IDENTIFICACIÓN VALEDERA que determine que el niño francés cuya trayectoria escolar transcurrió en Buenos Aires fue la misma persona que luego se llamó Carlos Gardel.

Apoyo la realización del ADN.

Martina Iñiguez
DNI 4.246.386"

----------------------------------------

Carta enviada por el periodista Juan Ángel Miraglia, publicada el día 8 de noviembre de 2007.

Sr. Director:

El Sr. Juan carlos Esteban es un fanático de su fanatismo. No sólo es grave, sino que es alarmante.
Seguramente debe sentirse amparado por algún dios del mítico Olimpo y a su influjo, se ha considerado y creído dueño de la verdad absoluta en el polémico tema de la nacionalidad de Carlos Gardel. De ahí que él, en una reciente carta publicada en "Búsqueda", haya dispuesto "urbi et orbi" que toda discusión o toda discrepancia no es válida, no tiene razón de existir y es inútil porque desde un lejano "más allá" ese Dios olímpico que lo protege, le ha conferido al Centro de Estudios Gardelianos que al parecer él integra, la suprema, la máxima y la inmarcesible autoridad para considerar el tema agotado y cualquier debate que pretenda instalar una polémica, no se puede siquiera intentar. Lo dice, lo firma y lo dispone este insobornable señor Esteban. ¡Habló Zaratustra y basta!

En la referida carta invoca al ex legislador Agapo Palomeque quien a nuestro juicio - ´más allá de sus desencantos o convicciones - debería darse por aludido y ponerle "las peras a cuarto" a este oportunista "historiador" que se permite muchas suposiciones además de aparecer como condescendiente admirador de la hidalguía uruguaya.

Después también se permite invocar al presidente Terra al que le atribuye haber retirado el reclamo de los restos de Gardel, sobre lo cual no hay ningún documento que avale su audaz afirmación. Ignora en cambio que en el Parlamento uruguayo al conocerse la muerte del artista, se elevaron voces deplorando la tragedia y afirmando la orientalidad de Gardel.

A los innumerables argumentos manejados por el máximo y más serio historiador sobre el origen y vida de Gardel como lo fue el Arq. Nelson Bayardo y a cuyos libros hay que remitirse. le vamos a agregar como prueba fehaciente documental de la cual no podría dudarse porque en ella figura la firma de ese turbio personaje que fue Armando Defino, parte fundamental del texto de la escritura realizada por el Esc. Carlos Busch Buero, cuando Gardel adquirió el solar en Punta Gorda, en la ciudad de Montevideo.
En el archivo respectivo de la Suprema Corte de Justicia figura como es obligatorio, el protocolo en el cual consta la escritura realizada por el Esc. Carlos Busch Buero el día 30 de octubre de 1933. En dicha escritura - cuyo texto completo fotocopiado remito adjunto al Sr. Director de "Búsqueda" como prueba concluyente - se concreta la adquisición por parte de Carlos Gardel de tres solares de terreno ubicados en la décima sección judicial (Punta Gorda) de Montevideo, con un total de 1.800 metros cuadrados.

Preste atención Sr. Esteban: el escribano autorizante de su puño y letra escribe: "Ante mí, Carlos Busch buero, escribano autorizante, comparece el sr. Carlos Gardel, que expresa ser uruguayo, mayor de edad, soltero y domiciliado en la calle Jean Jaurés número setecientos treinta y cinco de la ciudad de Buenos Aires y accidentalmente en ésta".

Sigue luego la descripción del bien negociado en sus diversos aspectos del mismo, como así también del precio acordado y del pago correspondiente de la suma total de ocho mil trescientos diez pesos. Agrega incluso, que Gardel "ha tomado posesión del bien". La escritura concluye con las firmas del vendedor, de Carlos Gardel, del profesional actuante y de los testigos Pedro Bernat(1) y Armando Defino.
Ponga más atención Sr, Esteban: Hay una segunda escritura a cargo del mismo escribano Carlos Busch Buero el mismo día, mediante la cual Carlos Gardel "que expresa ser uruguayo, mayor de edad, soltero y domiciliado en la calle Jean Jaurés número setecientos treinta y cinco de la ciudad de Buenos Aires y accidentalmente en ésta."

Como primer punto el notario dice "que (Gardel) confiere poder especial al señor Ricardo Bonapelch a fin de que en su representación otorgue los contratos de construcción del edificio" que luego se ubicó en la calle Pablo Podestá y conocido por el Chalet de Gardel a través de los años. Siguen otros detalles que no vienen al caso.

Lo que sí viene al caso, Sr. Esteban, es la comprobación de que un profesional responsable como siempre debe ser un escribano, escribe que Gardel "dice ser uruguayo". Y que los testigos en cada caso con su firma respectiva, Pedro Bernat y Armando Defino en los dos casos, certifican varias cosas entre otras, que Gardel es uruguayo.

¿Qué le parece Sr. Esteban? ¿Cuándo el maquiavélico Armando Defino dice la verdad? ¿Con el tiempo descubrió que Gardel era francés? Según parece, algo parecido de lo que le ocurrió a Ud.

Juan Ángel Miraglia
C.I. 412.011 - 5
Pinares - Maldonado"

Fragmento de la nota publicada el 30 de junio de 1935 en el Diario "El Debate" de Montevideo.
.
Palabras formuladas por el diputado Miguen Buranelli en homenaje a Gardel en la última sesión de la Cámara.



--------------------------------


(1) Pedro Bernat, quien no sólo fue amigo íntimo de Gardel sino también su apoderado en Montevideo, testigo que afirma y firma la orientalidad de Gardel en la escritura mencionada dice en nota necrológica del diario “La Mañana” de Montevideo, 25.6.1933, que Gardel
"... había nacido en la 2ª.Sección Judicial del Departamento de Tacuarembó. Fallece a los 52 años".


La estancia Sta Blanca, donde se afirma nació el cantor, está "casualmente" en la 2ª.Sección Judicial del Departamento de Tacuarembó.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Martina Iñiguez

Agradezco al Sr. Nelson Sica el envío de los facsímiles.

sábado, 3 de noviembre de 2007

¿QUÉ RARO, NO?

La carta reproducida a continuación fue enviada por el Sr. Azzarini Scoseria al Semanario Búsqueda de Montevideo y fue publicada el día 6 de diciembre de 2007
Para que lo expliquen los sostenedores de la tesis del Gardel francés:

1) Que su supuesta madre biológica no hubiera tramitado la documentación de su hijo al llegar a la Argentina. ¿O acaso en 1893 ya pensaba que en la guerra del 14 su hijo podía ser declarado desertor en caso de no acudir al llamado a filas ?

2) Que no se haya nacionalizado argentino en 1908, antes de los 18 años en vez de buscar quien le consiga una cédula de identidad de Avellaneda. Los nacionalizados argentinos no tenían que ir a la guerra.

3) Que no se disponga de ningún documento de identidad de Gardel ni francés ni argentino antes del tramitado por él en 1920 declarándose uruguayo nacido en Tacuarembó.

4) Que si nació en 1890 todos sus documentos pertenecieran a alguien 3 años mayor.

5) Que tantos amigos suyos hayan declarado que confesaba todavía más años que los que declaró en su documento.

6) Que haya declarado fallecidos a sus padres al tramitar el documento cuando Berta Gardes estaba viva.

7) Que su “madre” francesa lo haya llamado siempre Carlos o Carlitos , pero jamás Charles.

8) Que no supiera hablar francés y ni siquiera entendiera lo que Berta le decía cuando lo retaba en francés.

9) Que nunca haya hecho mención a la tan mentada Mama Rosa si es que vivió tanto tiempo junto a ella.

10)Que los documentos de inscripciones escolares no contengan datos de lugar y fecha de nacimiento del niño.

11)Que en la foto de los niños de su clase no aparezca ninguna niña siendo que se asegura que acudía a una escuela mixta.

12)Que no puedan explicar como hizo Gardel para asistir a una escuela de Montevideo, donde le tomaron una conocida fotografía.

13)Que si su certificado escolar de 1904 lo acredita como un niño diez puntos (incluso en gramática) su ortografía de adulto fuera tan deficiente.

14)Que en ese mismo año se le encontrara cantando en comités políticos y bares nocturnos junto a personajes como Bettinotti y De Nava y en barras de reseros y matarifes.

15)Que tuviera tal aversión a la milicia como para no acudir en ayuda de su patria durante la guerra.

16)Que su “familia” le haya perdonado la “traición. a la patria”, así como la alteración de su nacionalidad y haber renegado de su apellido.

17)Que nunca se haya fotografiado junto a su madre ni en su “casa natal” de Toulouse.

18)Que tampoco haya viajado nunca con ella en sus numerosos traslados a Europa.

19)Que testara en favor de aquella, cuando de ser su hijo no hubiera sido necesario.

20)Que su testamento no contuviera ninguna cláusula referida a quienes quiso bien como Anaiz y Fortunato o incluso a muchos de sus amigos.

21)Que firmara su testamento con un “seudónimo”.

22)Que en ninguna de las ocasiones en que fue a escribanías (tres) en los 18 días antes de su partida se le ocurrió testar y sí lo hiciera en casa de quien finalmente se quedaría con su herencia.

23)Que habiendo tenido tantas dificultades para hacerse de una posición y liquidar sus deudas, haya comprado propiedades, firmado contratos y sacado cuentas bancarias con un documento “falso”.

24)Que Francisco García Jiménez en su obra “Vida de Carlos Gardel” de 1946, lo ubique en 1904 cantando en el comité político de Gregorio de Laferrére (siendo fiel a la crónica de Carlos Dédico del diario Crítica) y en la obra del mismo autor “Carlos Gardel y su época” treinta años posterior, cambie dicho año 1904 por el de 1907.

25)Que Otros autores como Zinelli y Macaggi y Simón Collier posdaten de igual modo el citado episodio.

26)Que en octubre 1º de 1933 le diga a La Tribuna Popular: "Nací aquí en Tacuarembó, lo que, por otra parte, por sabido, es ocioso mencionar".

27)Que en en Octubre 4 de 1933 le diga al Imparcial : "Soy nacido en Tacuarembó y tengo 46 años".

28)Que en Octubre 25 de 1933 le diga a El Telégrafo (Paysandú), ante la pregunta de cuál era su nacionalidad: "Un artista, un hombre de ciencia, no tiene nacionalidad. Un cantante tampoco, es de todos y sobre todo, su patria es donde oye aplausos, pero ya que insiste, uruguayo, nacido en Tacuarembó".

29)Que poco antes de morir, en unas declaraciones a la revista 'Caretas', de Antioquia, Gardel haya afirmado:
'Mi corazón es argentino, pero mi alma es uruguaya, porque allí nací'.


30)Que festeje cumplir 49 años en París en diciembre de 1933 y haya fallecido con 44 años de edad en 1935.


Mario Azzarini Scoseria